Analfabetos informacionales versus nativos digitales

Así definen algunos la situación actual en la enseñanza: unos profesores completamente ajenos al mundo de las nuevas tecnologías intentan enseñar cosas del siglo XIX a alumnos que han nacido en la era digital del XXI y manejan sus herramientas de forma natural en todos los ámbitos de su vida.

Evidentemente esto no es más que una simple caricatura de la realidad y conviene hacer una verdadera matización de lo que significa si queremos hacer un análisis que nos permita sacar conclusiones positivas que repercutan en nuestro trabajo.

Es falso que los profesores vivamos como analfabetos digitales. Los docentes manejan de forma habitual correos electrónicos o herramientas como moodle, foros o buscan información en internet. Hace tiempo que los ordenadores personales forman parte de la vida del mundo docente y poco a poco han ido calando en nuestro trabajo.

Los docentes hemos entrado en todo el mundo de internet de una forma muy irregular puesto que las administraciones nunca se han preocupado por formarnos en esta faceta con auténtico interés. Siempre ha dependido esa formación de nosotros mismos teniendo que ocupar nuestro tiempo libre y dedicando nuestros recursos económicos para disponer de materiales adecuados y formación óptima para aplicarla en nuestras aulas.

Que seamos capaces de consultar nuestros datos bancarios, leer nuestro correo e incluso manejar nuestros smartphones con soltura nos ha supuesto un gran esfuerzo en horas y tiempo en el que siempre tenemos la sensación de ir a remolque: usamos algo cuando ya está casi pasado y nunca estamos a la “ultima” de lo que se lleva. Así algunos comienzan ahora a manejar twitter o facebook mientras ven pasar de lado whasapp y demás historias similares de mensajería instantánea.

El resultado es que solemos utilizar la tecnología en muchos casos sólo como sustituto de las cosas que hemos hecho siempre: si usamos pizarras digitales es para explicar del mismo modo que antes usábamos la tiza y el borrador. El correo electrónico sirve para sustituir al correo tradicional a la hora de enviar notas o faltas (y también se usa el sello “por si acaso”). Los cañones sustituyen a los carros con las televisiones para poner películas y documentales que ahora están en youtube en lugar de traernos el vídeo o el DVD.

Sin una clara política educativa que apueste por programas que generalicen el uso de las tecnologías en el aula y que supongan un cambio en la metodología será muy difícil que de verdad podamos aprovechar todo el potencial que estos recursos tienen. Tampoco puede la administración pretender que ese proceso de formación y de generación de recursos caiga sobre los hombros de los docentes aumentando el trabajo que ya tienen para controlar a alumnos cada vez menos disciplinados e inquietos que se interesan poco o nada por los contenidos que se les obliga a estudiar.

Una administración que apueste por ese cambio debería aprovechar las muchas experiencias que los profesores vienen realizando desde hace años primando su trabajo y ofreciendo canales de difusión que les permita llegar a todos los demás profesionales sin tener que estar buscando un tiempo del que no disponen entre corregir exámenes, poner amonestaciones o cubrir guardias por compañeros a los que no se les ha mandado un sustituto mientras están de baja.

Es cierto que suele haber congresos por toda la geografía con esta temática pero están enfocados más a gastar dinero público en autobombo de la administración y en primar a los cuatro “amigos” de siempre que a facilitar la asistencia a los docentes de pie de obra. De hecho no hay permisos ni para asistir a esas actividades que se suelen realizar en horario de mañana y a las que sólo se permite acudir si el director de centro firma que se “atenderán debidamente a los alumnos que se abandonan esa mañana”.

Un ejemplo fueron las PDAs que el gobierno regional murciano compró a un montón de docentes con la idea de que se pudieran pasar las faltas de modo instantáneo en clase. Esos carísimos aparatos que se compraron no tenían buena cobertura, cuando la tenían no funcionaba la wifi del centro y finalmente, para evitar errores, se continuaban llevando los partes de faltas en papel ya que algunos “no se manejaban bien” con eso de la tecnología. Para colmo eran instrumentos ya obsoletos puesto que cualquier teléfono tipo smartphone cumplía mejor las mismas funciones. Se nos pidió firmar un documento en el que nos responsabilizáramos de su conservación y así acabamos por devolverlos para que hoy pueblen algún armario del centro abandonados a su suerte sin ninguna utilidad. Mientras tanto los servidores de los centros están obsoletos lo que ralentiza la red y nos deja muchos días sin servicio de internet.

Tampoco es cierta la otra parte de la afirmación: los alumnos como nativos digitales. Es verdad que frente al miedo inicial de los adultos ellos manejan todos los aparatos electrónicos con naturalidad y sin miedo desde que nacen. Viven en un mundo en el que los mandos a distancia, los aparatos de música, los ordenadores, las tabletas o los teléfonos forman parte de su vida diaria. Pero su utilización habitual dista mucho de aprovechar todo el potencial que tienen en sus manos.

En varias ocasiones me ha pasado que al proponer a los alumnos realizar cualquier tipo de práctica de lectura de un texto se han manifestado incapaces de realizarla al no disponer de sistemas de grabación de voz. Se sorprendían cuando les decía que sólo tenían que grabar su voz en el teléfono que llevaban en el bolsillo y después conectarlo al ordenador con el cable usb para mandar el archivo por correo o por medio de moodle.

Los alumnos disponen  de teléfonos con tarifas de voz y datos que suelen usar para intercambiar mensajes intrascendentes incluso cuando están en el mismo grupo físicamente pero luego no saben usar calculadoras, diccionarios, traductores o simplemente buscar la información sobre cualquier dato que se les pide.

En las aulas disponen de ordenadores con conexión a internet durante algunas horas al día pero prefieren usar tuenti, leer sobre coches, fútbol, etc, en lugar de aprovechar el tiempo para hacer sus tareas con unos medios que muchas veces no disponen en sus propias casas.

Los padres se gastan una parte de sus presupuestos en comprarles teléfonos de última generación y las facturas que ello supone sin valorar que por una cantidad similar o incluso menor podrían proporcionarles a sus hijos de un aparato con el que poder cumplir esas funciones igual y además que le sirva para hacer sus tareas de clase.

En definitiva: vivimos en el mundo con más fácil acceso a la información pero eso no quiere decir que estemos formando a ciudadanos más informados o más críticos a la hora de saber seleccionar qué información les es útil, dónde pueden encontrarla y cómo deben manejarla.

Debe ser la administración la que diseñe planes de alfabetización digital de la comunidad educativa en los que primen el desarrollo de nuevas metodologías mucho más participativas entre alumnos en las que sea una base fundamental incidir en el aprender a aprender como modelo de construcción de un aprendizaje entre iguales, un aprendizaje en valores pautado por unos docentes que saben dónde se encuentran los recursos que los alumnos pueden usar para su propia formación y que les enseñan a manejar instrumentos de búsqueda y de manipulación de dicha información. Para lograrlo disponen de medios técnicos, de bibliotecas escolares preparadas y de docentes que conocen perfectamente el medio en el que se debe desenvolver este trabajo. Sin ese proyecto seguiremos formando desde el siglo XIX a ciudadanos del XXI por muchos medios de que dispongamos, por muy buena voluntad de los educadores o por mucha tecnología que manejen nuestros alumnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s